Mis cortos en la red.

LA CLEOPATRA PERTURBADA.

Los Desesperados

SINOPSIS.

Isa,  es actriz y actualmente fracasa con una obra llamada “Cleopatra Perturbada”  una Cleopatra, que corta cabezas para hacerse pelucas. En una de las últimas funciones, Isa, es abandonada, otra vez, por su novio. Ella, recorrerá la ciudad desierta encontrándose con extraños personajes hasta llegar a la casa de su mejor amigo. Allí y ante una botella de Vodka,  Isa,  hablará de sus miedos, sus sueños, y de que es capaz de hacer por conseguirlos.

Cartel de La CLeopatra perturbada

MEMORIA EXPLICATIVA.

La Cleopatra Perturbada nace de una obsesión: mi incansable admiración por las divas del teatro; nace de la Bette Davis de “Eva al desnudo” de la Gena Rowlands de “Opening Night” y de la Gloria Swanson de “Sunset Boullevard”. También surge de una conversación entre dos amigas hartas de los hombres y sentadas ante una botella de Vodka; se me antojaba puro teatro y la idea me fascinaba: un escenario, dos actores y un dialogo que a medida que se agotaba el Vodka se convertía en un monologo.

Y nace Cleopatra, la antidiva, la diva fracasada, la abandonada, la sin glamour, transformando la película en  una comedía absurda sobre los sueños, los miedos, la soledad y sobre las relaciones pareja; esas relaciones que pueden acabar convirtiéndote en una autentica perturbada.

La Cleopatra Perturbada.

 

 

Bendigo la ignorancia que me hizo feliz, porque gracias a ella,  el rodaje de La Cleo…  ha sido, hasta hoy,  en el que mejor me lo he pasado, en el que más feliz he sido,  en parte,   porque  rodé, sin saber  rodar.

No recuerdo exactamente el día, sí sé que era un domingo de principios de junio y habíamos quedado a las nueve de la mañana en el set (un pequeño apartamento en la Latina,  propiedad de una amiga). El equipo era muy pequeño,  casi todos éramos amigos y nos habíamos embarcado en esta aventura, algunos,  como en mi caso, por necesidad y auténtica vocación, otros  por placer  y el resto por curiosidad. Estaba compuesto por: Alicia, la maquilladora, que también interpretó a la puta mascadora de chicles, Francisco, el peluquero, que da vida al amante de  Juan, Alfredo, de producción, claquetista y mi ayudante de dirección, Cristina, la dueña del apartamento y chica para todo (aunque todos estábamos para todo), por supuestos los actores: Angela Laurito,  actriz protagonista,  Mario Angulo, actor secundario y Miguel Chacón, actor de reparto. Y por último yo, un inconsciente, feliz y primerizo director  que se atrevía con la cámara,  sin experiencia y sin miedo. Bendita ignorancia.

Empezamos a trabajar siguiendo un pequeño plan de rodaje. Tenía que decidir dónde iba a poner la cámara, mi vieja Sony Handyvam,  para la primera toma;  y  lo hice sin ninguna dificultad, después de probar varias posiciones, hacer algunas medidas  y ajustar el cuadro,  exclame despreocupado: “¡Lo tengo, aquí va a ir la cámara”. Seguimos con la fotografía; nuestro sofisticado equipo de iluminación contaba con: dos lamparitas de noche, algunas linternas, bombillas de repuesto  y muchas telas negras. Y por fin llegó el momento,  todo estaba preparado, los actores en sus marcas, el resto del equipo  en silencio y yo detrás de la cámara, deseando gritar: “Acción”. Recuerdo aquella primera toma, y como,  por primera vez,  mis  personajes cobraban  vida delante de mí,  era magia, la magia del cine, y la estábamos creando nosotros.  Después del “corten”  todos  nos quedamos en silencio, reaccionamos al cabo de unos segundos y comenzamos a aplaudir emocionados.  Yo solo pude decir una cosa: “Ha sido buena, vamos a por la segunda”.  Cumplimos el plan de rodaje sin ninguna contrariedad de la que nos diéramos cuenta; incluso nos sobró tiempo para rodar planos adicionales. El rodaje fue excelente. Bendita ignorancia.

Cuando comencé a ver los brutos, mi felicidad comenzó a desvanecerse,  yo había escrito una comedia y había acabado rodando un drama. En la sala de montaje descubrí todos los errores que había cometido:  planos en los que la cámara temblaba,  paneos  en los que lo hacía el  raquítico trípode de treinta euros comprado en un chino,  incluso en  todos los planos contra planos, había  unos segundo donde la actriz miraba, directamente,  a la cámara, pero éramos tan felices que ninguno nos dimos cuenta;  la escena  principal era un eterno plano secuencia,   y aunque,  debido a la teatralidad de la obra, podía estar justificado,  era otro error, que alejaba al corto de la idea original. Terminamos el montaje de La Cleo…  y a pesar de todo, una vez  hubo nacido la criatura,  no me pareció  tan  fea, incluso me gustó, era graciosa,  me encantaba  el color y la textura gastada, vieja,  quemada;  el plano secuencia me transportaba a las primeras películas de John Waters y  todos los  fallos,  de repente, desde mi punto de vista, la personalizaban.  No había duda de la que la obra era bruta en todos sus aspectos, casi tan bruta como la propia  protagonista, La Cleopatra Perturbada.

En esta aventura me equivoqué muchísimo,  vi mis fallos  pasar una y otra vez por la pantalla del ordenador y gracias a eso pude aprender un poco para rodar mi segundo cortometraje. Y rodando seguí  aprendiendo a rodar.  Hoy cuando miro “La Cleopatra Perturbada”   tan autentica, tan básica, tan friki… siento, en cierto modo, un poco de tristeza,  porque sé   que nunca más podre  hacer algo como “ La Cleopatra Perturbada”. Y cuando un nuevo proyecto se cae en mitad de la pre-producción,  cuando no se cumple el plan de rodaje y te faltas planos, cuando una actriz decide no salir en sujetador treinta minutos antes de que comience el rodaje o cuando surgen problemas que parecen imposibles de solucionar,  siempre me hago la misma pregunta: “ ¿Por qué te dedicas a esto?”  Entonces pienso en La Cleo… y en aquel domingo de principios de junio; sencillamente,  porque me hace feliz. Bendita Cleopatra.

 

 

 

sin negrita (1)

Anuncios

Un comentario el “Mis cortos en la red.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s